Marimar Vega demuestra que el amor hecho a la medida sí existe

Comparte
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares

Marimar lleva varios días ocupada en grabaciones, de un lado al otro, casi sin posibilidad para descansar y aún así le robó tiempo al tiempo para entrevistarse con nosotros. Dicen por ahí que uno es el reflejo de la educación de sus padres y la intérprete da fe del gran trabajo que hizo su padre Gonzalo Vega de quien nos queda claro que heredó la pasión por el trabajo.

Luego de días de silencio, Marimar Vega abrió su instagram y escribió: “Siempre sonriendo, ¡así te recordaré papito!! Porque tú regalabas alegría por donde pasabas. ¡¡Te amo hombron!!”, esto tras la muerte de su progenitor, en octubre de 2016. El cariño y la admiración de la actriz es innegable.

De niña, Marimar se recuerda bailar flamenco, ballet, tocando el piano y tomando clases de pintura, “siendo la niña de los ojos de papá” según nos dice con un tono que evidencia la excelente relación que siempre tuvo con sus padres. A su mamá la describe como una cómplice con la que siempre ha compartido mucho, incluso el carácter. Más bella descripción de una infancia feliz no se nos viene a la cabeza en este momento.

Resulta imposible pensar que el ejemplo de sus padres le dio a Marimar un buen referente de lo que significa un matrimonio feliz y que por eso se confiesa plena al lado de Luis Ernesto “el Güero” Franco, con quien se casó hace dos años.

“Antes veía al amor y al príncipe azul como algo muy ensoñado pero la definición real la creas hasta que los vives y agarras conciencia. Claro que sigo creyendo en que uno puede tener a su príncipe azul, uno a los gustos de una y nada más de una, porque no me refiero a un hombre idealizado sino a uno real, a uno amoroso, respetuoso y considerado que reúna grandes cualidades”.

Recientemente Marimar estrenó la cinta La boda de Valentina, una comedia en la que se divide entre el amor de dos hombres. Bajo ese pretexto le preguntamos en qué suelen equivocarse las mujeres a la hora de escoger a su pareja. ¿Será acaso la resaca del jugar a casarse con el que tantas niñas sueñan o se ligan eternamente a la figura de súper héroe que ven en su padre o la ternura de su osito de peluche?

“Nos enseñaron que papá fuerte, papá proveedor, papá indestructible es el ideal de un hombre, pero debemos entender que seguir patrones no le ayuda a nadie”.


Comparte
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares

Comenta