Lo que tienes que saber sobre la historia de los Mundiales

Comparte
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Con toda la euforia del mundial, resulta imprescindible saber aunque sea un poco de él para no quedar fuera de una charla en medio de una reunión.

Hisense, patrocinador oficial de Rusia 2018, te comparte algunos datos curiosos sobre la historia de esta copa de la FIFA.

La Jules Rimet
Desde 1930 hasta 1970, el trofeo que se disputaba en el Mundial de Fútbol se llamaba la Copa Jules Rimet, en honor al presidente de la FIFA de ese entonces. Estaba hecha de oro y plata, y tenía la forma de Nike, diosa griega de la victoria. En 1966, unos meses antes del Mundial que se llevó a cabo en Inglaterra, la Jules Rimet fue robada mientras era exhibida en Londres. Siete días después del robo fue encontrada por un perro llamado “Pickles”, el cual, como era de esperarse, se convirtió en el ícono de esa edición.

Cuatro años después, Brasil ganó su tercer campeonato y adquirió el derecho de conservar el trofeo a perpetuidad. La FIFA creó entonces un nuevo galardón, la Copa Mundial de la FIFA. En 1983, la Jules Rimet volvió a ser robada, esta vez en Río de Janeiro. Desafortunadamente, no hubo perro ni humano que la encontrara. Hasta la fecha permanece perdida.

Un estadio a medio terminar
El primer Mundial se llevó a cabo en 1930 en Uruguay. Para la fecha de inicio de la competencia, el estadio Centenario, el cual sería sede de la inauguración, no estaba listo. Fue concluido días después, y la primera vez que fue utilizado, el cemento de las gradas todavía estaba fresco. Si no nos crees, puedes viajar a Montevideo y visitar el estadio, en el que podrás ver con tus propios ojos los mensajes que los aficionados escribieron sobre el cemento.

En la final de este Mundial, entre Argentina y Uruguay, los equipos no podían ponerse de acuerdo en cuanto al balón que utilizarían, por lo que se jugó el primer tiempo con un balón argentino y el segundo tiempo con uno uruguayo. ¿El ganador? El equipo anfitrión.

El Mundial de Mussolini
El siguiente Mundial ocurrió en Italia, en pleno régimen fascista. Por esta razón, el primer ministro Benito Mussolini mandó cambiar el nombre de dos estadios, el de Roma y el de Turín. A uno lo nombraron Estadio Nacional del Partido Fascista y al otro, Estadio Mussolini. Se dice que esa no fue su única influencia, sino que Italia logró ser campeón gracias a arbitrajes dudosos y a la naturalización de algunos jugadores extranjeros.

El famoso “Maracanazo”
Se conoce como “el Maracanazo” al partido final que jugó Brasil en el estadio Maracaná contra el equipo uruguayo, y en el que el equipo anfitrión fue derrotado 2 a 1. Quizá pienses que era sólo un partido, pero hubo fanáticos que se quitaron la vida debido a este resultado. Otro dato curioso relacionado a este Mundial es que el equipo de India no asistió debido a que la FIFA no les permitió jugar descalzos, como se acostumbraba en su país.

Goles, goles y más goles
Suiza 1954 fue el Mundial en el que se han anotado más goles en la historia, con un récord de 5.4 anotaciones por partido. El encuentro en el que se registraron más tantos fue entre Austria y Suiza, con un marcador de 7 a 5 en favor del primero. Hasta la fecha no ha habido un partido mundialista que supere este marcador.

Cuatro años más tarde, en Suecia 1958, Brasil ganó su segunda copa y se convirtió en el único país latinoamericano que ha ganado un título de campeón en un Mundial jugado en Europa.

Los coreanos dobles
En el Mundial de 1966 en Inglaterra, Corea del Norte eliminó a Italia, algo inesperado para todos los aficionados, pero en especial para el equipo europeo que había sido campeón en 1934 y 1938. Ante la derrota, la excusa de los italianos fue que los coreanos hicieron cambios en el equipo durante el medio tiempo, aprovechando su parecido físico.

La goleada del siglo
La peor goleada de la historia ocurrió en el Mundial de España 1982, en un partido en el que Hungría venció a El Salvador 10 goles a 1. Este fue el segundo y último Mundial al que los salvadoreños han asistido.

Los sudamericanos hicieron de las suyas
En México 1986, los argentinos sobresalieron no sólo por llevarse la Copa a casa. Durante este Mundial se dio el gol de Diego Armando Maradona ante Inglaterra, que pasó a la historia como “la mano de Dios”, dado que el jugador albiceleste utilizó su mano para anotar el gol e inclusive después declaró que había marcado el gol “un poco con la cabeza y un poco con la mano de Dios”. Por su parte, el uruguayo José Batista también rompió un récord al ser expulsado durante el primer minuto de un partido.

El Mundial con mayor asistencia
A pesar de que el fútbol nunca ha sido un deporte de mucha popularidad en Estados Unidos, durante el Mundial llevado a cabo en ese país en 1994 se dio un récord en asistencia, con 3.6 millones de entradas vendidas para los partidos. Ese año, Brasil ganó su cuarta Copa del Mundo al derrotar a Italia en penales, en la única final en la que no ha habido goles durante el partido.

Dos países y una gran inversión
En 2002 se llevó a cabo el primer Mundial de la historia en Asia y el único que ha sido organizado por dos países, Japón y Corea del Sur. Ambos hicieron una inversión sin precedentes en infraestructura, que incluyó la construcción de 18 nuevos estadios. En la final de este Mundial se enfrentaron los dos equipos con más títulos en la historia, Brasil y Alemania. El primero derrotó al segundo, lo que significó su quinto y más reciente campeonato.

Récord en sanciones
En Alemania 2006, el partido Portugal vs. Holanda marcó un nuevo récord al ser el partido con mayor número de tarjetas (20) y el mayor número de expulsados (4).

El número 100
En el Mundial de Brasil 2014, Alemania jugó su partido 100 en Copas del mundo. Es hasta ahora el único equipo que ha alcanzado ese número de juegos, debido a la cantidad de veces que ha llegado a finales y semifinales. Brasil ocupa el segundo lugar en número de partidos jugados, a pesar de ser el único que ha asistido a todos los Mundiales.

También en Brasil 2014, en el partido entre Holanda y México se definió una nueva normativa por parte de la FIFA; y no, no fue la del arbitraje con asistencia de video (VAR), aunque la demanda por este tipo de herramienta sí incrementó debido al “no era penal” y a otras fallas en las decisiones arbitrales de este Mundial. La normativa a la que nos referimos dicta que el partido se debe suspender por cinco minutos para que los jugadores se hidraten, si la temperatura a la que juegan supera los 32 grados centígrados.


Comparte
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Comenta