Ik kil, un paraíso escondido

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Y tú qué vas a hacer en estas vacaciones? ¿Ya tienes algo planeado? Si buscas una experiencia única, aventura en un lugar exótico y paradisiaco, he aquí una opción que si decides incluir en tu itinerario, seguramente no te arrepentirás.

Se trata del cenote Ik Kil, situado a tan sólo 3km de distancia de Chichén Itzá, en Yucatán.

Paraíso en México: Cenote Ik Kil.

Majestuoso es el adjetivo que muchos turistas han utilizado después de visitarlo y sumergirse en sus aguas. Colores profundos, matices y juegos de luces que se cuelan a través de las grietas en la tierra, juegan con la atmósfera misteriosa en Ik Kil. Te sentirás fuera de este mundo, y por un rato podrás olvidarte de tu vida en la ciudad. Vivirás la verdadera relajante de unas vacaciones perfectas.

Los visitantes del cenote Ik Kil recomiendan este destino como uno de los últimos puntos a visitar durante tu agenda del día, puesto que si vienes cansado, y acalorado después de haber caminado horas en algún sitio de ruinas arqueológicas, las frescas aguas del cenote, te refrescarán y recargarán tu batería.

Si lo que buscas es relajarte y descansar, a pesar de que sepas nadar, se recomienda llevar (o rentar, en su defecto) un salvavidas, puesto que para nadar en agua dulce, a diferencia del agua salada que te mantiene a flote con mayor facilidad; se requiere de más energía y es necesario mantener las piernas en movimiento constante.

Este cenote tiene una profundidad de 39 metros, y mide 60 metros de ancho. Se dice que durante la época prehispánica, este sitio fue escenario de sacrificios mayas, y a inicios del siglo XX fueron hallados varios objetos preciosos, e incluso restos humanos.

Verdaderamente es un destino que vale la pena conocer. El cenote de Ik Kil está abierto al público todos los días, de 9:00 a 17:00, y la entrada tiene un costo de tan sólo $80.00 pesos mexicanos para adultos y $40.00 para niños. Es importante contemplar otros gastos, pero seguirán siendo mínimos, como el alquiler de un locker, por ejemplo.

Existe un hotel en la misma área donde el cenote se encuentra; y en caso de que pretendas continuar vacacionando por esta misma zona, y visitar Ek Balam, por ejemplo, es recomendable buscar alojamiento en Valladolid, que es uno de los pueblos más cercanos. Apoyemos el turismo en México, y atrévete a visitar estos espacios cuya existencia muchas veces ignoramos. No es necesario ir tan lejos para encontrar destinos de lujo para vacacionar.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comenta