Keep calm and respira

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Trabajo, deudas, tráfico, vida social, familia, pareja, y tantas otras responsabilidades con las que cada uno tiene que cumplir día tras día. ¿Recuerdas que cuando eras pequeño morías por ser mayor? ¿Era esto lo que imaginabas? ¿Alguna vez has deseado volver a ser pequeño y olvidarte de todo el estrés que te consume día a día? Bueno, pues te tengo dos noticias. La mala es que aún no se ha inventado una máquina para volver en el tiempo; la buena es que existen técnicas eficientes para reducir nuestros niveles de estrés y ansiedad.

Si bien, es cierto que el estrés es un sentimiento normal y que debemos evitar, o por lo menos procurar contrarrestar, en ocasiones es necesario y positivo experimentar episodios de estrés (en bajos niveles).

¿Cuándo o por qué es bueno sentir estrés? Cuando atravesamos un problema, durante una pelea, situaciones desconocidas o nuevas, y que probablemente nos hacen sentir incómodos. En este tipo de situaciones, es bueno sentir estrés, puesto que ayuda a nuestra mente a manejar la situación y nos mantiene en un estado de alerta. Esto se conoce como estrés agudo.

Periodos de estrés prolongados, podrían hacerte propenso a padecer estrés crónico; y eso es justamente lo que debemos evitar a toda costa, pues puede traer consigo problemas de presión arterial, depresión, ansiedad, dolores de cabeza, problemas para dormir, etc.

Es posible ayudarte a contrarrestar el estrés mediante ejercicios de relajación. Una o dos veces al día bastarán para sentirte mejor. Puedes dedicar diez minutos a cada sesión. Busca un lugar tranquilo y silencioso, donde puedas concentrarte sin interrupciones.  

La respiración profunda y consciente puede ayudarte a nivelar tus emociones y hacerte sentir en mayor tranquilidad. Basta con encontrar una posición cómoda, ya sea acostado o sentado con la espalda erguida, sin cruzar las piernas, y con las manos sobre el abdomen. Comienzas inhalando por la nariz, canalizando el aire a tu abdomen; es decir, éste debe “inflarse”, y debes continuar respirando hasta que sientas tus pulmones llenos de aire, retenlo por algunos segundos. Mantén tus ojos cerrados y hazte consciente del aire que tienes dentro. Poco a poco comienza a expulsarlo por la boca, hasta que sientas que no queda más aire dentro de ti. Repite este ejercicio un par de veces, y reincorpórate a tu rutina.

Practica este ejercicio:Image result for breathe gif

 

La relajación muscular progresiva es otra técnica que te ayudará a sentirte mejor. Este ejercicio consiste en la concientización de tu cuerpo. Ponte cómodo, relájate y respire profundamente. Hazte consciente de una parte de tu cuerpo; tu mano derecha, por ejemplo. Relájala, siéntela, y luego ténsala lo más que puedas. Mantén tus músculos tensos durante unos segundos y después relájalos. Repite este ejercicio con diferentes partes de tu cuerpo, siempre siendo consciente de tus sensaciones y tu cuerpo.

No olvides nutrir tu mente con pensamientos positivos.

Practica estos ejercicios al iniciar tu día y antes de ir a la cama. Notarás los resultados y te sorprenderás de lo fácil que es sentirte mejor. Recuerda que la salud y el bienestar emocional, son importantes, cuídate y quiérete.   


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comenta