Skincare japonés, el tip de belleza que necesitas

Comparte
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
    8
    Shares

¿Cuántas veces te has ido a la cama sin desmaquillarte? ¿Hace cuanto que no te aplicas un facial? ¿Acaso ayer por la noche te lavaste la cara con jabón? La limpieza facial es el paso más importante en cualquier rutina de belleza, además existen distintos productos y rituales que puedes llevar a cabo para lograr cuidar tu piel de la mejor manera.

Miniso nos compartió los secretos de las rutinas de skincare de las mujeres japonesas con los productos estrella de la tienda que te harán lucir una piel tersa y limpia siempre.

Cepillo de limpieza facial: sin duda, un gran aliado con el que ahorrarás tiempo, pues gracias a él y sus movimientos, en menos de dos minutos podrás eliminar suciedad, maquillaje y grasa del cutis, siendo hasta seis veces más rápido que una limpieza manual. Además, podrás mejorar la circulación, generar brillo facial, reducir el tamaño de los poros y prevenir arrugas. Es compatible con cualquier producto limpiador como jabones, aceites, geles o leches a excepción de los mousses y los exfoliantes.

Gel limpiador: el gel de limpieza facial es un elemento básico que no puede faltar en tu rutina de limpieza, ya que es el mejor para eliminar todas las impurezas del rostro. Este gel se debe aplicar dos veces al día (mañana y noche) sobre el rostro húmedo, después, se colocan pequeñas cantidades sobre el rostro y se comienza a masajear formando siempre círculos. Después de aplicarlo sobre toda la cara, se debe enjuagar con abundante agua. Para mejores resultados, te recomendamos hacer con tu cepillo de limpieza facial eléctrico.

Tóner Hidratante: después de limpiar, agita el tóner en la palma de tu mano o empapa un “pad” de algodón, y después barre sobre la cara y el cuello. Úsalo en la mañana y en noche.

Sérum Facial: puedes utilizarlo una o dos veces al día, aunque si sólo vas a aplicarlo una única vez, mejor que sea antes de ir a dormir, tras la limpieza del rostro y antes de tu crema de noche habitual. Aplícalo sobre el rostro, cuello y escote hasta su total absorción.

Toalla Facial: si en alguno de los pasos anteriores, necesitas secar tu rostro, lo ideal es que lo hagas con una toalla facial que sea exclusivamente para ese uso. Además, evita frotarla bruscamente en tu piel, al contrario, da pequeñas presiones para una mejor absorción.

Crema hidratante: es muy importante cerrar nuestra piel, con una hidratación, que sea profunda pero que, a su vez, sea la indicada para la edad y tipo de piel. Aprovecha este paso, para darle un pequeño masaje al rostro con las yemas de tus dedos, de esta manera, estimularás la producción de colágeno y elastina, también a absorber mejor la crema y, ayudarás a liberar la tensión muscular.

Como tip extra, Miniso recomienda incluir en tu rutina una vez a la semana una mascarilla que te ayude a purificar, hidratar y/o revitalizar la piel, además, puedes complementar con parches para eliminar poros de la zona “T”, o parches para disminuir el cansancio y las ojeras.


Comparte
  • 8
  •  
  •  
  •  
  •  
    8
    Shares

Comenta